blog-muchomasqueunviaje.com

"Cuéntanos el viaje de tu vida y lo haremos realidad en cualquier lugar del mundo"

Un tronco que caga regalos por Navidad

¿Sabíais que en Cataluña existe un tronco de árbol que caga regalos y dulces en Navidad para los niños y niñas? Esta tradición se llama “Fer Cagar el tió” (Hacer cagar el tronco)

El “tió” es una tradición de Cataluña aunque en algunos pueblos de Aragón también la siguen. El tió, es un trozo de madera que tiene la capacidad de comer, ver y cagar turrones, cava y golosinas el día de Navidad. Éste es una costumbre muy antigua según los expertos, de hecho puede tener origen en las tradiciones precristianas.

Los tiones sirven para hacer fuego en el hogar. Alrededor de esta, hace muchos siglos, se celebraban muchos de los cultos antiguos de nuestros antepasados ya que, además, era un lugar muy importante para la comunicación con nuestros ancestros, por eso muchas veces se ofrecían alimentos. Según los expertos, los antepasados lo hacen era tomar la parte más espiritual de este alimento y lo que quedaba es lo que comían los descendientes, especialmente los niños, por este motivo, el origen de estos regalos es para las criaturas .

Con la aparición del cristianismo, el culto hacia los antepasados desaparece y la tradición evoluciona. Es entonces cuando el “tió” pasa a formar parte de una fiesta infantil que se celebra el día de Navidad. Sin embargo, hasta hace poco,  el tió se quemaba el día 25 de diciembre y sus cenizas se tiraban en el campo.

El acto de picar al tió para que cague, sin embargo, puede venir de un ritual antiguo que tenía como objetivo hacer despertar la naturaleza el día del solsticio de invierno.

Antiguamente, la costumbre era que la persona más grande de la casa fuera la que presidía esta ceremonia. El tió, entonces, era un trozo de tronco sin cara, ni barretina y con algún agujero escondido y antes de hacerlo cagar, los niños y niñas debían rezar un padrenuestro en otra habitación. Con el paso de una sociedad cada vez más laica, esta costumbre ha envolucionat, y en muchas casas lo que hacen es mojar el bastón con el que pican o calentar en el horno o en el radiador.

Con la llegada de la democracia, la escuela se convirtió con el centro difusor de esta tradición, llegando a la humanización del tió pintando la cara y poniéndole patas.

Lo que antes era una tradición íntima, en la chimenea con tus familiares, ahora se ha llegado a hacer muy popular, incluso creando tiones gigantes que aparecen en medio de algunas plazas de los pueblos. Aún así, la magia de levantar la manta para ver qué ha cagado, no se ha perdido con el paso de los años.

tio.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 24/12/2016 por en viajes y expediciones.

Entra en nuestra página

viajes personalizados y a medida

Síguenos en twitter

Follow blog-muchomasqueunviaje.com on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: